LA CASA DE JUANA DE VEGA Y LA REFINADA VECINA

Mis suegros se mudaron de la casa de Maria Pita a la de Juana de Vega 5, cuando la primera se les quedó pequeña para el matrimonio, sus trece hijos, dos criadas y una cocinera. Nutrida prole, visto desde estos nuevos tiempos, y que ahora me despierta la anécdota de Otero, buen amigo y vecino en María Pita de mi suegro Valentín, cuando observó a este último contando a todos sus hijos que tenía a su alrededor, preguntándole irónicamente: “Valentín, ¿tienes miedo que te falte alguno?”. “Que va, lo que temo es que haya uno de más” fue la categórica respuesta de mi suegro.

La nueva casa, además, les quedaba más a mano del almacén de coloniales de su propiedad del número 13 de la misma calle. Doce dormitorios.., dos comedores en los que mi suegro se sentaba con su larga varilla de mimbre dispuesto a sacudir a cualquiera de sus hijos que no cumpliera estrictamente las pautas de la buena educación y el bien estar, y un interminable pasillo donde Juan Manuel Liaño, gran amigo de mi cuñado Ramón, me reveló que había aprendido a andar en bicicleta.

Pilarita Cancelo era su nueva vecina, ya que practicamente vivía portal con portal en Compostela 2 – 2º. Era hija de un Coronel del ejército. Su padre, la colmaba de tal modo de caprichos que hacía que un soldado llevara diariamente desde el cuartel un caballo para que su hija diera un majestuoso paseo por Los Cantones. Vestida de amazona, con guantes blancos, fusta y la cabeza muy alta se paseaba primorosa en su corcel, saludando educadamente a los transeúntes con los que se cruzaba aquí y allá; “adiós  Lucía Verdejo …, adiós Mercedes Abella”, nos saludaba a mi suegra y a mí , siguiendo a pie juntillas su aparentada costumbre de saludar con nombre y apellido. De tal manera se las gastaba la retulante Pilarita,  embebida en un permanente halo de bambolla y postín.

Y claro, una persona tan refinadísima y altanera era blanco de no poca sorna, e incitadora, en algunos personajes, de irresistibles deseos de cruel provocación. A su propio hermano, Pipo, que era el polo opuesto a Pilarita, se le hacía dificil digerir tanta altivez y afectación. Llano y familiar en el trato, y campechano y modesto en sus costumbres, se cruzó en una ocasión con su hermana que iba acompañada por un apuesto y galante capitán de la milicia, sin duda pretendiente de nuestra protagonista. Al preguntar esta con su habitual afectación “Adiós, hermano ¿a dónde vas?”, Pipo le espetó “¿A donde voy? ¡A comprar aguardiente para madre!… ¡Adiós, Pilarita Cancelo Compostela 2 – 2º!”. Dicen testigos que la pobre no pudo superar la verguenza y el shock emocional en semanas.

Carmen Leyte, cuñada de mi hermana Amparito, fue testigo de otro episodio que en  hizo añicos en otra ocasión el vulnerable decoro de la amazona de Los Cantones. Volviendo de su sereno paseo y una vez descabalgada de su montura, se acercó con curiosidad a un desaliñado marinero que intentaba vender en un cubo algo de pescado del día. Pilarita llamó su atención con suma delicadeza “Gentil hombre …¿lleva moluscos o crustáceos?”, El pobre hombre creyéndose burlado le increpó “¡Llevo merda señora!”. “Jesús, Jesús” balbució Pilarita introduciéndose apresuradamente en su portal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en amistades, curiosidades, familia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CASA DE JUANA DE VEGA Y LA REFINADA VECINA

  1. Inma dijo:

    Hola,
    Lo primero agradecerle toda ésta información, que me ha encantado conocer, ya que yo tengo 34 años y no recuerdo muchas de esas tiendas. Gracias de nuevo por su esfuerzo en publicarlo y compartirlo con los demás.

    Inma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s